Repudio por el atentado contra el presidente electo de Bolivia

8

Evo Morales repudió el atentado sufrido por el recientemente electo presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Luis Arce junto a otros dirigentes del MAS. En el hecho se usó dinamita mientras se desarrollaba una reunión en el local central de campaña.

Morales denunció en una publicación en Twitter que “pequeños grupos intentan generar un clima de confusión y violencia”, en referencia a quienes en las últimas horas han promovido manifestaciones violentas en varias ciudades del país. La reacción de estos grupos se dio luego que el Tribunal Electoral rechazara una auditoría a los resultados electorales del pasado 18 de octubre.

Evo Morales también dijo que esos grupos “no lograrán imponer” ese clima de violencia, el cual ya se manifestó esta madrugada con el atentado con dinamita en La Paz. El mismo fue perpetrado por un grupo de personas que detonó un artefacto frente a la casa de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), donde Arce estaba reunido.

“Nosotros no caeremos en ninguna provocación”, aseguró Evo. “Nuestra revolución es pacífica y democrática”, dijo,  en contraste con los hechos de violencia armada promovidos por la derecha opositora que lo sacó del Palacio de Quemado en noviembre de 2019.

El fallido ataque contra Arce, quien tomará posesión de su cargo en 48 horas en la Asamblea Legislativa, se produjo tras la primera jornada de bloqueos de carreteras y un paro convocado por organizaciones ultraderechistas.

La acción fue denunciada por el vocero del MAS, Sebastián Michel, en estos términos: “Hemos sido víctimas de un atentado de un grupo que ha dejado un cartucho de dinamita en la casa de campaña donde estaba reunido nuestro presidente electo Luis Arce. Estamos con mucha preocupación de lo que está pasando”.

El portavoz reconoció que si bien no hubo heridos, es lamentable que el régimen de facto, encabezado por Jeanine Áñez, no haya hecho un pronunciamiento ante la agresión y no brinde seguridad al futuro presidente, elegido con más del 55 por ciento de los votos.