A cuatro años del nuevo intento de entrega de soberanía en Malvinas

7

El intendente de la ciudad de Río Grande destacó que “hoy tengamos un Gobierno Nacional que defiende la soberanía”, razón por lo cual “han llegado nuevos vientos en la concepción soberana de Argentina en lo que hace a nuestra presencia en el Atlántico Sur”.

A cuatro años de la firma del llamado acuerdo `Foradori – Duncan´, el jefe comunal riograndense recordó que, durante su gestión como diputado nacional, “desde el Congreso Nacional nos pusimos al frente de la denuncia del comunicado conjunto y de la resistencia a la política de desmalvinización. La Causa Malvinas fue un punto de encuentro en torno al cual fuimos reconstruyendo una unidad política fundamental para volver a poner en el centro los intereses nacionales”.

En ese sentido, celebró que “hoy tengamos un Gobierno Nacional que defiende la soberanía” y, a raíz de ello, “han llegado nuevos vientos en la concepción soberana de Argentina en lo que hace a nuestra presencia en el Atlántico Sur”, y señaló que “en menos de un año ya contamos con dos leyes aprobadas por unanimidad: la del límite exterior de la plataforma continental y la de creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur”, resaltó el Intendente, a lo que agregó la media sanción del proyecto de ley para el aumento de las multas a la pesca ilegal.

Y aseguró que “desde la Ciudad de Río Grande, con la importancia que quienes acá vivimos le asignamos cotidianamente a la paz, el trabajo y la soberanía, celebramos que hayamos derogado de hecho el acuerdo ‘Foradori-Duncan’ con políticas claras que retoman lo mejor de nuestra Política de Estado para reafirmar de forma definitiva nuestra soberanía en el Atlántico Sur”.

En septiembre de 2016, pleno gobierno macrista, el Ministro de Estado para Europa y las Américas de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Commonwealth británica, Alan Duncan y el vicecanciller “argentino” Carlos  Foradori  firman un acuerdo que, básicamente, establece quitar todas las barreras e impedimentos comerciales y económicos para el desarrollo de las Islas, en consonancia con las necesidades económicas y políticas del gobierno británico y su enclave colonial que son las Malvinas.